Click para leer sobre mis viajes...

lunes, 28 de septiembre de 2009

Volver a empezaaaaaaaaaaaaaaar otra vez

Un título que no puede ser más original sólo puede ser fruto de haber dormido poco. Insomnio..será que a estas alturas me pone nerviosa volver a clase (claaaaaaaaaaaaro)

Consecuencia de dormirme a las 5 que a las 7 ni escuché el despertador. Bueno, debí escucharlo porque las 3 alarmas que puse estaban apagadas. Empezamos de puta madre, perdiendo la primera clase (que por lo que veo en los apuntes no fue nada del otro mundo)
Patología general y apellidos: bien

Luego llegó la que será la primera asignatura de la mañana durante muchos días.

Ay! que no os lo he contado...resulta que tengo un horario genial, genial. Tan genial que ocupa 12 páginas de la guía docente porque tengo dos semanas intensivas y luego vamos cambiando. Una semana prácticas y otra teoría en la que las horas van rotando de una forma extraña. Ni tan mal. Si no fuera porque nadie entiende los dichosos horarios, claro.

Así que llegó Farmacología.
A ver, a mí me gusta la Farma, pero el profesor es un pedante de puta madre. He pensado llevarme una bolsa de sugus y darle uno cada vez que cuente algo de eso que le pone por las nubes. Tengo una bolsa de un kilo en casa, creo que con eso me llegará para al menos 15 días.
Otra cosa a tener en cuenta es que está empeñado en repetir que es el catedrático más antiguo de la Facultad. No hijo, si que eres antiguo es algo que no hace falta que jures. Por lo demás, no estoy de acuerdo con eso de que recetar genéricos es algo que no va a funcionar. Pero estoy menos de acuerdo aún con que la píldora del día después es abortiva.
En fin.

Luego tocaba Microbiología pero llegó la profesora de Psicología y como esa ya está más que aprobada, pues me fui por patitas. Resulta que los profesores se confundieron (dije o no dije que NADIE entiende el horario?)
Después del recreo sí que hubo Micro, sin ningún tipo de cosa reseñable salvo que el profesor le salen muchísimos gallos, que creo que es eyaculador precoz (nos ha puesto como ejemplo de contacto MÁS corto el acto sexual... yo no invento nada, él lo dice todo) y que hay 4 Erasmus franceses (el Erasmus no es una beca bilateral? Porque mi Facultad no tiene Erasmus outgoings a Francia¬¬)
De nuevo Patología (tengo 10 horas a la semana, he dicho ya que mi horario es genial??) y Micro (también 10 horas) y a casita con 10 folios de apuntes el primer día.
¿Dónde quedó la bienvenida cordial?

(Ah sí! que había un pica pica/vino español/tortilla-aceitunas y cococolas para los de primero, y también estaban invitados los de segundo para que no les putearan con las novatadas. Pero como estaban en la calle perdidos de harina terminamos allí los mayores con los profesores majos y el Decano. Qué majo es mi Decano, por cierto!)

Una chica ha dicho "ay, me voy, me voy" cuando le hemos dicho de que curso éramos. He insistido en que esta mañana me había duchado así que se podía quedar. Pero nada.
La gente es muy rara...

domingo, 27 de septiembre de 2009

Haciendo las maletas...

Mañana empiezo las clases de nuevo y eso, a parte de significar que no podré levantarme más a horas normales (es decir, entre las once y las doce de la mañana) tiene bastante que ver con que esté haciendo la maleta para irme a la ciudad-donde-estudio.
Me he acordado de la última vez que hice una maleta en condiciones. Fue en Praga y estuve haciendo fotos y vídeos para vosotros, que por unas cosas y otras se me han ido quedando colgadas.
Esta era la residencia vista desde la estación de tranvía más cercana (la última de la línea, por cierto)
El aspecto ya desde fuera es totalmente de un país del Este (hay que fijarse un poquito para verla...son los edificios blancos y azules)

Una vez que entrabas, tampoco era muy distinto. Moquetas por todas partes (incluído el ascensor, que tenía hasta las paredes enmoquetadas por lo que el olor era fácil de imaginar) Subiendo a mi edificio, al primer piso, encontrábamos este pasillo, con sus dos neveras y el papel de seda rojo tapando las lámparas. En la foto, debido al flash no se aprecia mucho, pero siempre había una luz rojiza que daba impresión de muchas cosas, pero no de una residencia.

Y por fin...mi habitación. Aunque estuve sola todo el mes, era doble. Tenía dos camas.
¿Qué por qué pongo en cursiva la palabra cama?
Fácil.
No tenía un colchón...tenía tres cojines de unos diez centímetros de alto. Lo cierto es que cuando llevabas durmiendo allí una semana, ya no te dolía la espalda porque ni siquiera sabías si era tuya o del vecino de puerta.
Pero en el fondo le tengo carioño a ese lugar. Y no estoy siendo irónica ¿Eh?

Lo último reseñable que queda es mi pared praguense. Aquí la tenéis:

video

viernes, 25 de septiembre de 2009

Libros de verano

Este verano no he leído tanto como otros, algo lógico porque durante el tiempo que pasé en Praga leía, pero menos, y ya en España tenía que estudiar...aún así estos cayeron:

A tres metros sobre el cielo (Federico Moccia): no sé porqué lo compré. Estaba en la librería, había oído hablar mucho de él y lo compré. Como era pequeño lo leí en los viajes en tren por la República Checa y demás. Mal redactado, predecible, cursi hasta llegar a la diabetes (y eso que he leído 3 libros y medio de la saga Crepúsculo llevada por la misma curiosidad, que debería estar curada de espanto y de libros terriblemente malos). No lo recomendaría (y mira que me cuesta decir eso de un libro). De hecho, se lo dejé a un compañero español en Praga y cuando lo terminó casi lo quema tras torturas. Así que lo dicho...si lo leeis, ¡yo avisé!
(y que nadie se me ofenda con lo que he dicho...soy muy crítica, no puedo evitarlo)

Marcelo en el mundo real (Francisco X. Stork): entretenido, dulce y no muy largo. Para más información este post.

La mano de Fátima (Federico Falcones): Me gusta el planteamiento ya que el protagonista se encuentra entre dos mundos, el cristiano, y el musulman del siglo XV. Una buena forma de acercarse a esa parte de la historia desde el lado que nunca se suele tener en cuenta (esto es, los musulmanes expulsados) y también, a la idiosincrasia musulmana. Me gustó, aunque habría quiatado bastantes páginas (pero eso ya es cuestión personal, y es que no me gusta notar que el libro se vende al peso)

El asombroso viaje de Pomponio Flato (Eduardo Mendoza): Narra la historia del romano Pomponio Flato, que llega a Nazaret casi por casualidad, en el momento en el que el carpintero del pueblo va a ser crucificado por cometer un asesinato. Su hijo, un niño muy singular, lo contrata para resolver el crimen. Me encantó ese tono ligeramente sacrílego, con un fino sentido del humor. Repetiré con Mendoza

La isla bajo el mar (Isabel Allende): Gracias a Random House Mondadori, y otra vez por medio de Bloguzz, me llegó hace bastante tiempo a casa el primer capítulo del libro, dentro de un sobre muy bien presentado. Aquí os dejo el video de promoción en Youtube.


La verdad es que me he picado así que menos mal que ayer llegó el libro completo, firmado por la autora (qué ilusión me ha hecho, por cierto), porque ya no sabía esperar más. (Lo cierto es que no entiendo que tengan que hacer promo de Allende...ella se la hace solita sólo con escribir unas líneas)

La elegancia del erizo (Muriel Barbery): Copio parte de la contraportada, porque no sé describir el libro. Me ha parecido un libro muy dulce y muy especial, quizá por el hecho de que se vea el punto de vista de los bichos raros, que suelen estar maltratados en la literatura. Entiendo que su autora se haya convertido en la revelación literaria de Francia (por una vez, entiendo un éxito literario).
En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.
Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida.

Mil soles espléndidos (Khaled Hosseini): Cuenta la historia de Mariam, hija ilegítima de un rico hombre de negocios que vive a las afueras de Herat. Aún no lo he terminado pero me está encantando. Como me dijo mi tía al dejármelo "Huele a Afganistan en cada página. Y Afganistán no siempre huele bien"

También han caído un par de libros para niños de 9 años de la serie Estupidiario, sin nada reseñable, pero ya que estaban en el pueblo de mis abuelos... pues oye, nunca está de más leer de todo (y además, así voy cumpliendo mis objetivos de Septiembre, que no van nada mal :)

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Mi maleta azul y otras cosas sobre mí

Cuando os pedí preguntas para el aniversario, W me dijo que hiciera un dibujo de mí y lo colgase explicándolo.
Aquí está.1. Sí, físicamente soy más o menos así, salvando las distancias porque mi capacidad para pintar es nula. Tengo algo más de carne sobre los palos, eso sí.
2. En mi mano hay un mug y es que me encanta tomar infusiones. Roiboos, te, hibiscus, mezclas frutales...lo que sea. Una de las mejores sensaciones para mí es taparme con una mantita mientras agarro con las dos manos mi taza y veo una serie, o leo un libro.
3. Lo que hay en las zapatillas de estar por casa no es un ojo de cerradura, es un intento de lazo visto desde un lateral. No sé si es influjo de Blair Waldorf pero últimamente, me gusta llevar lazos en la diadema, o unas manoletinas (en otra época, me habría escupido de verme con ello)
4. Sé que mi orientanción espacial y la forma de reflejar la perspectiva son bastante tristes, así que pasamos ese punto para ver mi mesa de estudio. Hay un libro de cualquier asignatura médica, mi libreta para ir apuntando las historias que se me ocurren y muchos bolis y subrayadores. Falta media mesa, pero ya se intuye el caos que puedo formar.
Soy un desastre.
5. Lo de la esquina superior izquierda se supone que es mi cama. Haciendo el dibujo me he dado cuenta de lo que uso el color azul (sí, nunca me había fijado). Supongo que es mi color favorito, después del negro. En la mesilla hay un libro. Siempre hay al menos uno, normalmente, en torno a 3 (no es ningún secreto para vosotros que me encanta leer)


Hoy es un día importante...os presento mi nuevo blog.
Me dí cuenta de que iba a resultar pesada contando todos los trucos y consejos para viajar por aquí así que a partir de ahora iré contándolo con mi maleta azul. Allí os espero (supongo ;) )

ACTUALIZACIÓN: Olvidé el punto 6 de mi descripción! de mi cabecita sale un globo de pensamiento, y otro de conversación. Resulta que le doy mucho a la lengua (lo que es un problema cuando otros no entienden esa peculiar forma de ver las noticias) y también pienso mucho. A veces, como en la foto, hago las dos cosas a la vez.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Malditos bastardos

Llevo en shock no sé ni cuanto tiempo.
No es por haber aprobado una asignatura con la que contaba suspender debido a lo de siempre (tú te estudias un exámen y lo que cae es distinto a lo que debería ser). Y es que he sacado más de 40 créditos en Septiembre y eso impresiona.
¿Soy, o no una genia? (Es una pregunta retórica, no hace falta que respondáis. No, no lo soy, soy bastante mediocre, que si no, no los habría tenido para septiembre xD)

A lo que iba, hoy me he metido en la gran página web de mi Facultad y he descubierto que me cambian el horario.
¡¡¡¡Malditos bastardos!!!! jañdifjadifjadi fjapid fjad f (* aporreo de teclado)

A ver, yo soy un ser bastante nocturno, eso es algo que tengo asumido. Me cuesta adaptarme a los horarios de la gente "normal" pero lo intento. Ha costado años acostumbrarme a entrar a las 8.30 en el colegio y en la Facultad, pero, aún con los ojos con palillos, aguanto.
Pero esto...
Esto no tiene excusa, ni disculpa, ni nada.
No me sirve eso de "ahora tenemos un recreo"
No quiero recreo.
Con mis 10 minutos escasos entre clase y clase para comer un bocadillo a la carrera en cafetería me vale.
Pero...¿Entrar a las 8 de la mañana a clase todos los días justo el año en el que estoy en el segundo piso, lo que supone al menos 3 minutos más para llegar a clase respecto a mis aulas de años anteriores?
Menos mal que vivo a 7 minutos caminando despacio de la Facultad...



Qué, ¿Pensábais que hablaría de la película?
Pues no, porque aún no la he visto (y no será por falta de ganas...).

jueves, 17 de septiembre de 2009

El pichigüili definitivo

Se podría definir como pichigüili todo aquel objeto que un médico recibe como regalo de una empresa farmaceútica. Son gratuitos y tienen bien visible el nombre del laboratorio, o incluso del medicamento en cuestión.
Somos muchos los médicos/premédicos que no estamos demasiado a favor de los regalos recibidos por las farmaceúticas. En parte, porque está claro que influyen en el subconsciente (si has estado en un congreso en las Canarias gracias a X medicamento, y en él te han explicado con detalle los beneficios de la pastillita en cuestión, te acordarás más facilmente de su nombre al prescribirlo, y no digamo si el boli con el que firmas las recetas, está estampado con letras bien gorditas). También porque supone un gasto enorme, y es que un boli, no es demasiado, pero sumando y sumando, los datos dicen claramente que la industria farmaceútica dedica mucho más dinero a marketing que a I+D. Y hay un largo etcetera con el que no voy a aburriros.

Pero como mi madre trabaja en un hospital, a veces llegan pichigüilis a casa. Y ha llegado él.
El definitivo.
Aunque tenga cutre-censurada la marca con un post-it.¿Es una botella?
¿Es un avión?
Noooooooooooooooo
es...
¡¡¡ENEMAN!!!
****Enema

______________________________




miércoles, 16 de septiembre de 2009

Total y absolutamente aprobada

Hoy ha sido mi primer día de vacaciones real. Y es que después de salir por la puerta de una revisión, y comprobar que esa asignatura (LA asignatura) estaba ya totalmente aprobada...ahora pasaré dos semanas (bueno, sí, vale, algo menos) rascándome la barriguilla y no haciendo apenas nada.Viva! viva! vacaciones, lo que llevo esperando tantos días, por fin, que feliz soy.

Hoy por la tarde, ya me aburría.

Pero que conste que es porque tenía migraña y no podía hacer nada.
He dormido, se ha pasado y ya tengo las pilas del modo descanso on.
En estos días tengo que:

-Cortarme el pelo
-Matricularme en el centro de idiomas de mi Facultad, en inglés.
-Ver un montón de películas que quiero ver, si puede ser, en V.O (tirando de subtítulos)
-Ponerme al día con unas cuantas series, también en VO (pero aquí cuantos menos subtítulos mejor, que ya estoy acostumbrada a los acentos)
-Leer, leer y leer como una rata de biblioteca.
-Decidir que asignatura optativa, de las mierdas que tenemos, elijo.
-Conseguir robarle a mis padres de vez en cuando para ver el canal Viajar.
-Desayunar todos los días en condiciones, ahora que puedo y no voy con la hora pegada al culo.
-Escribir
-Daros la lata

Ahora a ver cuantas cumplo :)

martes, 15 de septiembre de 2009

On holidays :)

Para bien o para mal, ya he terminado con los exámenes y estoy de vacaciones.
Tiririririri. Ahora que muchos ya incluso han vuelto, yo tengo esas vacaciones que saben tan bien. 14 días de descanso, para mí y mis vicios.
Y claro, como me aburría, no podía dormir la siesta y me he puesto a trastear...la cosa ha terminado así.

Con un lavado de cara total al blog.

Cuando ví esta plantilla de Mary en su blog de plantillas, me enamoré de ella. Pero tengo cierta tendencia a las manías, y una es cambiar poco, porque como diría mi abuela, si las cosas funcionan así, pues que se queden así (bueno, lo suyo es más bien "ya de vieja no voy a cambiar" pero esa es la traducción poética).
Hoy me acordé, y probé que tal quedaba sin acordarme de guardar una copia de la antigua (yo soy muy hábil, lo sé) y dije: De perdidos al río. Me la quedo.

¿A que es bonita? Y es tan yo...siempre en las nubes (pero no siempre trompa e?? el elefantito es un elemento decorativo sin significado concreto alguno, que conste)

Y como se acerca el principio de curso, y tengo que empezar con ganas...pues eso de curso nuevo, vida nueva, lo empiezo ya. Nuevo estilo de blog, corte de pelo, que va haciendo falta y alguna cosa nueva más habrá. Sólo dejadme pensar cual.

Así que si entrais estos días y veis cosas raras, es normal. Quizá siga trasteando y a las pruebas me remito: la informática no suele ser lo mío.

domingo, 13 de septiembre de 2009

¿Qué hay en mi cartera?

Ayer encontré esta cartera en una tienda y me gustó tanto que se vino conmigo:¡Tiene asas! Y es enorme, así que puedo llevar todo lo que quiera en ella.

Y es que la vieja, está ya idem, como podeis ver en la foto en la que las flechas señalan las múltiples rozaduras y defectos, como que se haya reventado y botón y se escape el dinero.

Pero no puedo culparla, y es que es cosa mía. Meto cosas, meto cosas...y al final las pobres no dan para más. Hay quien dice que mirar en el bolso de una mujer es de mala educación. A mí eso me parece una soberana gilipollez, porque veo de mala educación urgar en cualquier cosa que no sea tuya, sea el dueño hombre o mujer, pero a lo que voy, es que mis amigos nunca miran mi bolso. Creo que temen que un agujero negro debido a la gran cantidad de materia que llevo dentro los absorba.
¿Qué soy una exagerada? Ok, ok. Ya me decís al final del post.

Esto es lo que tengo en el compartimento sólo para monedas:
Un montón de tickets de la compra.
Una memoria usb.
Dos chicles
La tarjeta ISIC (de estudiante internacional)
La tarjeta de autobús
Una tarjeta de un pub de Praga
Publicidad de algún Sturbacks checo
La entrada al museo judío de Praga.
Mi tarjeta de identificación de residente en la residencia Hostivar (Praga)
Un billete simple de metro de Praga, del primer día porque no tenía abono.
Bono de dos días para transporte en Berlín.
Dos bonos de descuento de un restaurante de la ciudad donde estudio.
El abono transporte de estudiante de Praga.
Ah! y dinero, claro (coronas, tanto en billetes como en monedas, algún penique británico y euros)
Por cierto, eso negro que hay junto a las monedas... es un candado de maleta con su llave puesta.
Y sí, todo, absolutamente todo, es necesario e imprescindible, por eso está ahí.

Este es el apartado de las tarjetas y demás. A parte de las fotos de mi gente, que no pongo por motivos obvios, llevo esto:
-El burruñito de la esquina izquierda superior son billetes de avión. El de Londres, el de ida a Praga y la pegatina para reclamar el equipaje a la vuelta. Están tapados por el calendario donde el neurólogo me mandó apuntar los dolores de cabeza.
-Debajo están la tarjeta de la Universidad, de la Seguridad Social y la tarjeta sanitaria europea.
-Seguimos con las tarjetas de diversos supermercados.
-Carnet de alberguista internacional, DNI y carnet de conducir (que mañana cumple 3 añitos por cierto)
-También está mi tarjeta de crédito que a la vez es carnet joven
-La tarjeta de la pensión donde estuve en la última Reunión Nacional de la asociación, en Bilbao.
-Dos carnets de donante de sangre (de las dos comunidades autónomas distintas en las que he vivido)
-La entrada a Eurodisney. De cuando fui en 2003.

Qué, ¿Ahora qué me decís?
¿Qué lleváis en vuestra cartera?

viernes, 11 de septiembre de 2009

Casi casi vacaciones

Estando en Medicina estoy aprendiendo cosas que no aprendería en mi otra opción (cual? ah!)
y no me refiero a datos y datos que de momento tienen poca aplicación, pero ya tendrán más.
Es más bien otra cosa.

Ahora sé que no tengo insomnio. Si he llegado a dormir 20 minutos la noche antes de un examen es porque mi cuerpo me prepara para que pueda aguantar en condiciones las guardias del futuro.
Gracias cuerpo.

Si aunque haya estudiado tanto como he podido, suspendo y me toca repetir el exámen una vez, o dos, o las que sean, no es porque los profesores sean un poco hijos de puta. Tampoco porque no haya estudiado lo suficiente o sea muy corta. El motivo es ayudarme a mantener frescos y bien fijados los conocimientos para tener facilidad al preparar el MIR, porque total, será tragar algo que tengo completamente masticado y babado.

Como todo ser humano que no sea un parásito en la sociedad, cuando trabaje tendré un mes de vacaciones y quizá ni siquiera seguido. Mejor que no me acostumbre a rascarme la barriguilla durante todo el verano.

Para que luego digan que las cosas no se pueden ver desde el lado bueno pase lo que pase.

Por cierto...os acordáis del maratón? Acaba de semi-terminar. El primer examen, en el que tenía que tener un 160/200 para aprobar, está aprobado. Ahora toca el práctico pero confío en que irá bien. Y si soy sincera, el resto de asignaturas ya casi que me la pelan. Vale, si suspendo me joderá.
Pero con este peso que acabo de casi quitarme...soy feliz :)

martes, 8 de septiembre de 2009

Yes, i can

Mañana empiezo una maratón de exámenes y como siempre que esto va a pasar, he tenido una noche movidita.
He soñado que vivía en una especie de Embajada de los Estados Unidos-cosa rara, pero en mi ciudad. Una casa enoooooooooorme y preciosa.
Eso sí, no estaba sola.
En la cama de al lado (cama de al lado e? no habitación de al lado, puerta de al lado ni nada por el estilo) estaba aplusk. Ashton Kutcher vaya.
No me llegó a quedar claro que hacía tirado en calzoncillos en la cama de al lado cuando me desperté y lo ví. Pero me fui a duchar, que tenía que llegar a tiempo al exámen y oye, habría sido peor encontrarse a otra persona como casto compañero de habitación (que ya os veo pensando mal...pervertidillos "veounconsoladorenunmachalimaspuro"). En el espejo ví que tenía coloretes cual tomate.
En fin, lo que me quedaba por ver. Yo intimidada por un famoso. Famoso que está bueno, pero famoso al fin y al cabo.

Bajé a desayunar (desayuno buffet en casa señores...esto es que te traten a cuerpo de rey. Debería investigar como llegué oníricamente a esa situación para intentar imitarla en la vida real)
Y quien estaba? e? e?

Obama, ahí comiéndose un par de huevos (este vestido ya xD). Le comenté que tenía exámen, de muy buen rollo, y me acompañó a la Facultad. Cuando entré al aula lo gritó: Yes, you can.
Claro que sí Barak, i can. Díselo a los profesores que corrijan, por si las moscas.
A partir de ahí, cuando salí del examen, todo se volvió turbio y raro (sí, más aún) y no recuerdo demasiado.

Lo dicho, me voy a buscar. Si sobrevivo, volveré

domingo, 6 de septiembre de 2009

La generación Tuenti en su medio natural

Objetivos: Analizar el comportamiento de los adolescentes actuales, (también llamados Generación Tuenti) en uno de sus medios naturales: la peña/chamizo/local en el que pasan su tiempo de ocio. Comprobar si los mitos y tópicos referentes a su afición al alcohol, gusto por la música de dudosa calidad, importancia dada a las redes sociales (en contraste con una concepción voluble y poco clara de la amistad y el respeto) y lenguaje pobre son fundados o tienen parte de realidad.

Desarrollo: Observando dese la ventana a un grupo de 24 chicos y chicas de edad comprendida, aproximadamente, entre 15 y 18 años, mientras pasan las noches del fin de semana (viernes y sábado) de las fiestas patronales en su local y las calles de alrededor, anotar actitudes dignas de mención sobre el objetivo.

Observaciones y resultados: A media tarde llegan con bolsas del supermercado llenas hasta los topes, y aún teniendo equipo musical, anuncian su llegada subiendo la música del coche (del único que tienen) mientras gritan Esa peña. A partir de ahí, desaparecen hasta la madrugada, haciendo apariciones estelares en la calle para mezclar el calimocho.

Las madrugadas son especiales. En los días que duró la observación, una pareja discutió ya que uno de los amigos de él había llamado puta a la chica, y él no le había pegado hasta partirle la cabeza, como a ella le habría gustado. La chica estaba indignada puesto que además, el insulto provenía de un maricón de mierda (sic) lo que por lo visto aumentaba la ofensa, así que exigía a gritos que saliera a la calle para darle la paliza que merecía, mientras su novio lloraba pidiéndole Churri, no me hagas esto. La palabra churri representó el 30% de las utilizadas por el chico, mientras que los adjetivos y sustantivos no aprobados por el Diccionario de la RAE superaban el 50% de las pronunciadas por ella.

También fue presenciado un conato de pelea entre dos postpúberes, que fueron separados de inmediato. 4 grupos terminaron formándose en la calle, de los cuales 3 acabaron con peleas internas.
El motivo de la pelea fue que el gallito de turno, con escasa importancia en la manada según lo observado, exigía a otro que se fuera inmediatamente del local. Profundizando en la historia causante de todo, las pruebas indicaron que el gallito había dedicado repetidos improperios a un amigo del postpúber exiliado en diversas fotos de la red social Tuenti. Pese a los intentos del exiliado para que esta actitud parase, había continuado y ahora el injuriado, supuesto skin head, lo amenazaba, sin que estas amenazas se consumaran ya que reside en otra ciudad. El gallito no tenía muy claro por qué estaba enfadado con el exiliado, y el ruido del camión de la basura no facilitó la empresa de descubrirlo desde el puesto de vigilancia (aka, ventana del salón).

La Policía Municipal apareció gracias a un vecino, con lo que los problemas fueron disueltos por completo (cada uno a su casa, vaya)

Conclusiones
1.Es necesario hacerse un buen plan de pensiones, o intentar que toque la Lotería por todos los medios, porque si alguien espera que esta generación le pague la pensión, va jodido.
2.Las redes sociales no son malas. El problema es los descerebrados que las usan, que se crecen en ellas y reducen el significado del término amigo a áquel que puede ver tus fotos y perfil.
3. Afortunadamente, hay que tener en cuenta que los resultados no son totalmente atribuibles a toda la Generación Tuenti porque la muestra no es del todo representativa, así que puede que no esté todo perdido.
4.La observadora es una cotilla en toda regla, sin remedio alguno.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Lo siento, pero yo no te la como si me la comes

Soy una persona bastante borde para mucha gente, porque normalmente hago lo que quiero y no me importa que es lo que debería hacer. Me acuerdo de los favores, no soy desagradecida. Pero si nos ponemos estrictos, tiquismiquis y tocahuevos, posiblemente me deban más de los que debo.
Lo que me jode es que alguien haga algo por lo que va a recibir a cambio, porque si de mí depende...le pueden ir dando bastante por el culo.

He tenido varios seguidores de Twitter que ni me dirigían la palabra y estaban ahí, agazapaditos, esperando a que les siguiera. Como no lo hice, días después desaparecieron. Pos vale.

Pero yo no voy a seguir el juego de tú me la comes, yo te la como, al que esta gente llama quid procuo, porque cuando dices las cosas en latín pareces más culto, más elegante y menos interesando. Comento en los blogs que me apetece, hagan o no lo mismo conmigo. En mi blogroll están aquellos que creo que merecen la pena (aunque faltan muchos ahora mismo, porque no he tenido tiempo de actualizar, todo hay que decirlo) y no voy a hacer un "intercambio de enlaces" porque ni me va ni me viene. Ni intercambio de votos en el concurso 20 blogs de 20 minutos, aunque eso suponga tener dos tristes votos. Honestidad creo que se llama.

Ustedes disculpen la pataleta, que no lo es en absoluto. Sólo tenía ganas de decirlo, porque es algo que todos vemos y llevo días dándome cuenta de que cada vez más gente lo hace.
Me pregunto ¿De que sirve que te lea mucha gente si sabes que no ofreces nada? (a parte de para ganar pasta con la publi...)¿Vosotros lo sabéis?

____________________
Al calor se han sumado unos críos con gorra que han montado su peña para las fiestas casi debajo de mi casa. Durante el año se cortan a la hora de poner música pero ahora la oigo como si mi casa fuera una discoteca de chundachunda-house. Pero no creo que pueda llamar a la poli, porque es de día. Cojonudo

jueves, 3 de septiembre de 2009

Dona sangre, regala vida

El centro de transfusiones de una de las ciudades en las que he vivido me ha enviado un mensaje en mayúsculas un tanto angustioso pidiéndome que vaya a donar, ya que necesitan urgentemente sangre de todos los grupos.
Así que tengo que pediros a todos aquellos mayores de 18 años que cumpláis estos requisitos...que por favor, os lo penséis.
Es rápido y salva vidas. Sí, sé que hay gente que tiene terror a las agujas...pero podéis pensar que no es para tanto...y al final te dan un bocadillo.

Entiendo que no soy muy convincente, pero hace un año y medio perdí toda capacidad para animar a alguien a donar sangre.
Pongámonos en situación...llegan los de la Hermandad de donantes a mi Facultad y yo subo rápidamente en una hora libre a ver si hay mucha cola. Se lo digo a mis amigas...venga, que no es nada. Dono desde que cumplí los 18 años y nunca he tenido ningún problema. Y aunque estaban un poco reticentes...se animaron.

Así que nos pinchan, me bebo una botella de agua mientras se llena la bolsa, terminamos, me dan un bocadillo (de tortilla!) y me tomo una botellita de zumo de melocotón por si las hipoglucemias.

Y a clase, que las prácticas no perdonan.

En medio de la sala de disección, empiezo a sentirme mal. Me voy fuera para poder sentarme y en seguida el profesor sale a interrogarme. Vuelvo dentro pronto, que me miran todos desde la pecera (llamar la atención? Ja!)
Sigo atendiendo a lo que nos estaba explicando el profesor (si no me equivoco, algo de riñones en una radiografía) y la visión borrosa vuelve. Quedan 20 minutos de práctica, no es mucho. Puedo aguantar. Me apoyo en una de las camillas de cadáveres.
Me doy cuenta de que no, no aguanto. Y si me caigo estando apoyada como estoy en un mamotreto de marmol, me doy un golpe en la cabeza considerable.
Me giro, doy dos pasos, me apoyo en la pared, resbalo. Recuerdo todo a cámara lenta.
No veo nada.
Fundido en negro.
¿Estás bien?

Un rato después, no sé cuanto, me desperté tirada en el suelo, con una compañera empeñada en darme aire moviendo un libro mientras el profesor, que me estaba tomando el pulso, le decía que era absurdo, que podía respirar. Tenía a todos mis compañeros alrededor mirándome como buhos (eso sí, cuando me caí, sólo una amiga intentó sujetarme...)
¿No quería pasar desapercibida? Pues toma, dos tazas.

Si es que lo que no me pase a mí...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails